APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. UNA GUÍA PARA EL ESTUDIANTE DE GRADO EN DERECHO

Guia DIPrivado

 

APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. UNA GUÍA PARA EL ESTUDIANTE DE GRADO EN DERECHO

 

por Asunción Cebrián Salvat

Becaria Séneca, abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Murcia y doctoranda en Derecho internacional privado (Universidad de  Murcia).

 

 

  1. Bienvenidos al Derecho internacional privado, el Derecho del siglo XXI. Un sector del Derecho especialmente atractivo para los juristas que gustan de los más enérgicos desafíos en el escenario jurídico.

 

  1. A continuación se proporcionar unas orientaciones básicas que pueden ser de utilidad para todos aquéllos que se acercan por primera vez al estudio de esta fascinante materia.

Primero. El Derecho internacional privado no se parece a nada que el estudiante haya cursado en los tres primeros años anteriores del Grado en Derecho. En este último año del Grado algunos estudiantes experimentan un auténtico shock intelectual al comprobar que existe un mundo de relaciones jurídicas entre particulares, el mundo de las relaciones jurídicas privadas internacionales, de cuya existencia no eran conscientes. Nuevas preguntas surgen: ¿Puede celebrarse en España un matrimonio entre un ciudadano español y una ciudadana marroquí con arreglo a una forma que no sea la prevista en el Derecho español? Si un ciudadano inglés arrienda una vivienda situada en Marbella a un compatriota para pasar sus vacaciones en España, ¿quedará este contrato de arrendamiento sujeto al Derecho inglés o al Derecho español? Desde las situaciones más cotidianas como éstas, a las más llamativas: ¿puede Google escanear y reproducir en su web los libros de miles de bibliotecas del mundo? ¿Se puede ejecutar en España un laudo arbitral dictado en Suiza sobre los derechos de traspaso de un jugador del Real Madrid? Para contestar a estas preguntas el estudiante de cuarto de Grado en Derecho debe cambiar su entera visión del Derecho y aprender la lógica del Derecho internacional privado. El primer consejo es, pues, éste: olvida los dogmas aprendidos y abre tus ojos a un sector del Derecho que expandirá tu mente, el Derecho internacional privado.

Segundo. El Derecho internacional privado comprende tres sectores claramente diferenciados: (i) Competencia judicial internacional (ii) Ley aplicable y (iii) Eficacia extraterritorial de decisiones. Cada uno de ellos responde a una pregunta distinta: ¿ante qué tribunales estatales se puede litigar?, ¿qué Derecho estatal debe aplicarse para resolver la controversia? ¿se puede reconocer o ejecutar una sentencia o resolución extranjera en España? Cada uno de estos sectores dispone de sus propias normas, bien diferenciadas, presididas por sus propios principios estructurales. No se puede responder a la primera pregunta mediante la aplicación del Reglamento Roma I, que sólo se ocupa de fijar la ley aplicable a los contratos internacionales, ni puede contestarse a la segunda mediante las normas contenidas en el Reglamento Bruselas I bis, que aborda exclusivamente cuestiones de competencia judicial internacional y de reconocimiento y ejecución de decisiones extranjeras. El segundo consejo es, por lo tanto, éste: sé analítico y distingue problemas, diferencia los perfiles de los supuestos y presta la máxima atención a todos los detalles.

Tercero. La atribución de competencias legislativas en favor de la Unión Europea en materias propias del Derecho internacional privado ha supuesto un cambio total en el estudio y contenido de esta materia. Ya no existe únicamente un Derecho internacional privado “español”, sino también un Derecho internacional privado “europeo” (“European Private International Law” = EPIL). El EPIL abre a todos los estudiantes de cuarto de Grado en Derecho la posibilidad de operar como juristas europeos. Juristas competitivos, preparados para trabajar en cualquier Estado miembros de la UE. Visto que el EPIL es Derecho europeo es muy recomendable, antes de comenzar su estudio, realizar un repaso de las bases teóricas imprescindibles del Derecho de la UE. Aspectos como la interpretación y el sistema de fuentes del Derecho de la UE, el valor de la jurisprudencia del TJUE y los fundamentos del mercado interior, entre otros, constituyen puntos cardinales que todo estudiante de Grado en Derecho debe manejar con soltura antes de iniciar el estudio del EPIL. Éste es el tercer consejo: antes de estudiar Derecho internacional privado domina a la perfección el Derecho de la Unión Europea.

Cuarto. Uno de los aspectos del EPIL al que se debe prestar mayor atención es la jurisprudencia del TJUE. Existe toda una colección de sentencias y casos esenciales que todo estudiante debe conocer. El peso de la jurisprudencia en EPIL es mucho mayor que el que presenta en Derecho internacional privado español y también que el que tiene en otras asignaturas del Grado en Derecho. Se recomienda al estudiante que preste atención a estas sentencias, que las lea y las estudie. Es muy recomendable analizar no sólo toda sentencia importante del TJUE, sino también la “opinión” del Abogado General, aspecto previo a la sentencia. Ello ayuda de manera decisiva a comprender los términos reales del litigio y las alternativas jurídicas de solución del mismo. El cuarto consejo es claro: estudia la mejor jurisprudencia del TJUE y las Opiniones del Abogado General. El que sabe las normas de Derecho internacional privado sabe ya mucho, pero el que domina la jurisprudencia europea, domina el mundo.

Quinto. El Derecho internacional privado es una disciplina muy dinámica. Una disciplina sujeta a una continua actualización legislativa y jurisprudencial. Por ello es imprescindible estar al día. Hay muchos blogs muy interesantes en Internet. No es necesario consultarlos todos, naturalmente, pero es recomendable estar conectados de manera permanente, al menos, a los siguientes: (i) conflictuslegum.blogspot.com.es (novedades nacionales y europeas) y (ii) conflictoflaws.net (novedades internacionales). El quinto consejo es: estar siempre actualizado.

Sexto. El estudiante de Grado en Derecho debe conocer la historia del Derecho internacional privado. En el tema 2 del libro A.-L. CALVO CARAVACA / J. CARRASCOSA GONZÁLEZ, Derecho internacional privado, vol. I, se contiene un pequeño epígrafe, en letra de menor tamaño, relativo a la historia del Derecho internacional privado. Leerlo no lleva más de cinco minutos, pero sus beneficios son incalculables. Dominar la historia del Derecho internacional hace que el estudiante comprenda la razón de ser de esta disciplina, los problemas que intenta responder y los objetivos que siempre ha perseguido. Quien conoce la historia conoce el mundo en el que vive. Éste es el sexto consejo: estudia la historia del Derecho internacional privado y sabrás por qué el Derecho internacional privado del siglo XXI es como es.

Séptimo. El Derecho internacional privado es una disciplina jurídica que atrae especialmente a los estudiantes curiosos. Más allá de España y de la Unión Europea existen otros sistemas jurídicos con sus propios Derechos e instituciones de Derecho privado que no poseen un equivalente legal exacto en España (kafala, trust, forum non conveniens, punitive damages…). Además, cada país dispone de su propio sistema de Derecho internacional privado (América Latina, países asiáticos, USA y su conflict-of-laws revolution…). Un jurista que tenga como meta convertirse en un especialista en litigación internacional debe conocer los fundamentos de estos otros sistemas. Para ello, resulta muy conveniente que el estudiante de Grado en Derecho se matricule en alguna asignatura de Derecho comparado o lea algo al respecto. Aquí se adjunta una lista con diez obras jurídicas, en distintos idiomas, que puede ser de utilidad para una exploración básica del Derecho comparado: www.raco.cat/index.php/InDret/article/download/120758/166016. El séptimo consejo es: el mundo es muy grande, estudia realidades jurídicas diferentes y sabrás cómo resolver problemas diferentes.

Octavo. Un jurista internacional debe, igualmente, manejar con soltura diversos idiomas. Sólo así podrá interactuar con abogados y clientes de otros Estados y sólo así podrá perfeccionar su formación. El inglés es totalmente imprescindible. El inglés es el idioma de los contratos internacionales, de los arbitrajes y de los negocios internacionales. Es nuestra Lingua Franca, como lo fue el Latín hace dos mil años y el griego antes. El estudiante de Grado en Derecho no debe ignorar este escenario. Por otro lado, en el competitivo mundo de hoy, saber inglés no es suficiente. Un jurista español que desea operar en el escenario internacional debe dominar también otro idioma de impacto internacional, como el alemán, el francés, el italiano, el ruso o el chino, entre otros. Por ello, puede ser útil contactar con Erasmus que quieran practicar el español e intercambiar conversaciones en otros idiomas. Otras opciones están siempre abiertas, como acudir al servicio de idiomas de la universidad, estudiar por cuenta propia algún libro o curso de inglés o francés jurídico o explorar los leading cases de la jurisprudencia de otros países. El octavo consejo: si hablas idiomas, el mundo será más amable contigo y tus expectativas como jurista internacional serán reales.

Noveno. El Derecho internacional privado es el sector jurídico del presente y del futuro. La mayor parte de las transacciones económicas son ya internacionales y el intercurso de personas y familias por encima de las fronteras nacionales crece cada año. El Derecho internacional privado es por lo tanto un Derecho para la vida y sólo se comprende en su integridad cuando se aplica a casos reales. Por ello, hay que realizar casos prácticos, cuantos más mejor. Se aconseja que el estudiante del Grado en Derecho resuelva los casos prácticos antes de acudir a las clases prácticas. Sólo así las clases son provechosas porque sólo así los estudiantes pueden debatir entre ellos con fundamentos previamente estudiados. El noveno consejo está aquí: practica el Derecho internacional privado, estúdialo con casos prácticos.

Décimo. El consejo final: una vez que el estudiante de Grado supera la asignatura, es conveniente que conserve los libros en los que se ha aprendido Derecho internacional privado. Ahora es también momento de sumergirse en la letra pequeña, donde se encuentran las soluciones a todas aquellas cuestiones que pueden surgir en el ejercicio profesional así como las pistas para resolver los problemas del futuro.

 ______________________

Recapitulación: Los diez consejos para estudiar Derecho internacional privado por primera vez.

Uno. Olvida los dogmas aprendidos y abre tus ojos a un sector del Derecho que expandirá tu mente, el Derecho internacional privado.

Dos. Sé analítico y distingue problemas, diferencia los perfiles de los supuestos y presta la máxima atención a todos los detalles.

Tres. Antes de estudiar Derecho internacional privado, asegúrate de que dominas a la perfección el Derecho de la Unión Europea.

Cuatro. Estudia la jurisprudencia del TJUE y las Opiniones del Abogado General.

Cinco. Hay que estar siempre actualizado.

Seis. Estudia la historia del Derecho internacional privado y sabrás por qué el Derecho internacional privado del siglo XXI es como es.

Siete. Estudia realidades jurídicas diferentes y sabrás cómo resolver problemas diferentes.

Ocho. Habla idiomas: el mundo será más amable contigo y tus expectativas como jurista internacional serán reales.

Nueve. Estudia el Derecho internacional privado con casos prácticos.

Diez. Conserva los libros en los que has aprendido Derecho internacional privado.

 

 

El grupo ACCURSIO-DIP ofrece actividades de asistencia libre y gratuita relacionadas con múltiples temas de DIPr. El grupo ACCURSIO-DIP tiene sus puertas abiertas a todo el que se interesa por el estudio del Derecho internacional privado.

 

¡Mucha suerte!

 

Asunción Cebrián Salvat

Becaria Séneca, abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Murcia y doctoranda en Derecho internacional privado (Universidad de  Murcia).

 

calvo carras 111  calvo carras  000 accursio

 

world-268524_640

Un pensamiento en “APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. UNA GUÍA PARA EL ESTUDIANTE DE GRADO EN DERECHO